Iglesia de Dios Pentecostal M.I.,Región de Puerto Rico

Dios te Bendiga

La iglesia de Dios Pentecostal, Movimiento Internacional

Comenzó su obra de evangelización en Ponce, Puerto Rico para fines del año 1916, cuando llegaron a sus playas, precedentes de Hawái, vía California, los primeros misioneros pentecostales.Estos eran puertorriqueños que junto a muchos otros paisanos, salieron el lejano Archipiélago en las emigraciones del comienzo de este siglo, buscando mejor porvenir. Ahora regresaban con el mensaje de las Buenas Nuevas.

Cinco años mas tarde, después de una ardua, pero fructífera labor, se celebro la primera Asamblea en la ciudad de Arecibo, en noviembre de 1921, luego se redacto y promulgo los primeros estatutos en el mismo año. A fin de conseguir protección legal, que facilitase su desarrollo, se acordó su registro en la Secretaria de Estado de Puerto Rico, la que tuvo lugar el día 13 de febrero de 1922. Estos fueron revisados por primera vez en el 1951 y por segunda vez en el año 1965.

Hoy la iglesia es un movimiento internacional con obras establecidas en los países del Caribe, en Centro y Sur America, en Méjico, en Estados Unidos, en Europa India, África y en Australia. La extensión de su crecimiento por tantos países obligó la tercera revisión de su reglamento. Esta respondió a una resolución aprobada por unanimidad en la Asamblea celebrada en la ciudad de Caguas en febrero de 1981. La resolución hacia provisión para que se revisara la estructura administrativa de la Organización facilitando el desarrollo de cada región en diferentes posiciones dentro de un marco de unidad indestructible basado en el concepto de la igualdad de los creyentes.

Dale Click AQUI PARA VER DECLARACION DE FE...…

Nuestra Visión y Misión

Visión

“ Somos una Iglesia ungida impactando a la sociedad a través de una administración de excelencia que lleve a un crecimiento integral, sistemático y sostenido”.

Misión

Mejorar la calidad de vida espiritual, moral y social de nuestro pueblo… Manteniendo viva la experiencia del bautismo en el Espíritu Santo, la manifestación de los dones y los ministerios. • Promoviendo la evangelización como instrumento para aumentar la feligresía de la Iglesia. • Maximizando los recursos económicos y humanos para mejorar la infraestructura y utilizar la más avanzada tecnología. • Enfocando el programa educativo hacia el desarrollo integral del creyente. • Contribuyendo a la formación valorativa de la sociedad utilizando los medios disponibles en nuestro sistema de gobierno.