Depto. de Educación Cristiana y Familia


Preámbulo

El Ministerio Educativo de la Iglesia es, sin duda, la manera en que el Espíritu Santo cumple su tarea monumental y fundamental de “perfeccionar a los santos” hasta que alcancen “la estatura de la plenitud de Cristo”. Este es el nivel óptimo requerido de todos los ciudadanos del Reino de Dios, de los encargados de continuar la obra que Jesús comenzó y de los que han de vivir eternamente con Cristo en gloria. Dada la trascendencia del ministerio educativo es necesario darle la importancia y atención debida en toda la Iglesia, dedicando los mayores y mejores recursos de ésta a la planificación, organización y ejecución del mismo.

Finalidades de la Educación Cristiana

1. Que la persona tenga conocimiento personal de Dios

2. Que la persona tenga conocimiento personal del Señor Jesucristo

3. Que la persona tenga conocimiento personal del Espíritu Santo

4. Que la persona conozca, obedezca y use la Palabra de Dios

5. Que la persona desarrolle lealtad y sentido de responsabilidad para con la Iglesia

6. Que la persona desarrolle sentido de responsabilidad cristiana para con la Sociedad

7. Que el educando llegue a conocerse a sí mismo

Visión

Somos una instrumentalidad de la Iglesia de Dios Pentecostal M.I., Región de Puerto Rico, que, a través de iniciativas educativas estratégicas de calidad y excelencia, forma discípulos e integrantes de núcleos familiares, que poseen un carácter semejante al de Cristo y están “enteramente preparados para toda buena obra”, activos y motivados.

Misión

La misión primordial de este Departamento será proveer la dirección necesaria y adecuada, siguiendo las guías provistas por el Reglamento Regional, que permita la implantación de un ministerio pedagógico (proceso enseñanza-aprendizaje) efectivo en la Iglesia a nivel local, distrital y regional que propicie, a través de iniciativas educativas estratégicas de calidad y excelencia, el desarrollo integral del creyente y su familia (en el “ser” y el “hacer”).

Objetivos

Para cumplir con esta misión el Departamento deberá:

1.Resaltar, por todos los medios posible, la importancia que tiene el proceso educativo para la formación, desarrollo, fortalecimiento, efectividad y permanencia misma de la comunidad de fe, la Iglesia.

2.Establecer un proceso educativo para formar discípulos que sea continuo, formal, intencionado, estructurado, variado, participativo, contextualizado, pertinente, teórico y práctico.

3.Promover el establecimiento, desarrollo y fortalecimiento de la Escuela Bíblica como principal agencia educativa de la Iglesia.

4.Promover, a través de la Iglesia Local, la identificación, reclutamiento, ubicación y adiestramiento de personas idóneas para desempeñarse como maestros y administradores del programa educativo en las congregaciones.

5.Promover actividades de adiestramiento frecuentes a nivel local, distrital y regional para que maestros y administradores se mantengan actualizados en los conocimientos y en el desarrollo de las destrezas y actitudes necesarias que aseguren un desempeño óptimo en todas las tareas propias de su ministerio.

6.Producir o recomendar a la Iglesia los materiales educativos que cubran las áreas de conocimiento pertinentes para que el creyente alcance la madurez cristiana (un carácter semejante al de Cristo) y resulte “enteramente preparado para toda buena obra”.

7.Resaltar el valor y la importancia de la familia como idea de Dios para traer a la existencia la sociedad humana, y que ésta le glorificara obedeciéndole absolutamente, amándose los unos a los otros y viviendo en armonía con el resto de la creación.

8.Promover experiencias educativas a nivel local, distrital y regional dirigidas a desarrollar competencias en los diferentes roles que vienen llamados a desempeñar los componentes del núcleo familiar para que se propicie la interacción armónica entre ellos que garantice la fortaleza, estabilidad, unidad y bienestar de la familia.

9.Promover experiencias educativas a nivel local, distrital y regional dirigidas a desarrollar destrezas en la feligresía para una conducta cívica (política, social y religiosa) apropiada, que propicie la integración productiva y armoniosa de la misma en la sociedad y así contribuir al mejoramiento de la calidad de vida en el país.

10.Estimular al pastorado para que se mantenga actualizado en los conocimientos y en el desarrollo de las destrezas y actitudes necesarias que aseguren un desempeño óptimo en todas las tareas propias de su ministerio.

11.Proveer experiencias educativas dirigidas a la capacitación continua del cuerpo ministerial.

12.Incorporar la tecnología en las experiencias educativas del proceso enseñanza-aprendizaje.

Contáctenos


Director

Rdo. Daniel Cruz Olivera

Asistente Administrativa

Irma I. del Valle Echevarría

PO Box 28002
San Juan, PR 00928-8002
Tel. 787-763-6363  Ext. 306/303
Email: decfregion@gmail.com

Comités

Comités

Proclama

Certificacion para Maestro